Nº Socio : 580

Os voy a contar la pequeña historia de mi corta existencia. En primer lugar deciros que soy uno de esos misterios de la vida, nací  para vivirla el día 1 de Febrero de 2015 y aunque a las tres horas de salir del huevo fui inexplicabilemen abandonada por mis padres, tuve la inmensa fortuna que mi dueña abriese mi nido y me encontrase a puntito de morir, helada de frio y muerta de hambre, me recogió  en sus manos calentitas, donde empecé a percibir un mundo de sensaciones llenas de la ternura y cariño que no me habían dado mis padres. Ahora empezaba lo mas dificil, como saciar mi apetito y mantenerme sin pasar frio. Una cajita pequeña y mullidita con terciopelo sería mi morada y una mantita electrica debajo, mi fuente de calor. Durante los primeros veinte días de mi vida, mi hada madrina ha tenido que aparcar su sueño nocturno para darme unas gotitas de papilla calentita cada dos horas. Hoy, 3 de Marzo de 2015, ya ha pasado lo peor para ambas, me siento segura y fuera de peligro, con unas inmensas ganas de empezar a devolver a mi hada todo lo que le debo, prometo solemnemente no picarla nunca, hacer mis cositas solo donde ella me diga y procurar que cada dia de mi vida se sienta tan feliz de estar a mi lado como yo lo estaré  de estar al suyo si Melendi me lo permite. Ah se me olvidaba, solo un pero, no logro entender a cuento de que me puso un nombre tan horroroso.

                              3 de Marzo de 2015